7 de November del 2016

TOXINA BOTULÍNICA UN PASO MÁS

La aplicación de toxina botulínica más tratamiento fisioterapeútico,  con control ecográfico ha permitido que 45 personas que se ofrecieron como voluntarios en un estudio mejoren notablemente en su síndrome de dolor patelofemoral lateral por sobrecarga,  que provoca dolor en la parte frontal y lateral de la rodilla.

Hasta ahora solo se disponía de un tratamiento a base de antiinflamatorios esteroideos, fisioterapia e inclusive cirugía y con ello el índice de mejoría era de un 80%.

Esperemos que éste sea un paso más en el tratamiento del “dolor de rodilla” que afecta en gran medida a corredores y ciclistas.